Ramos de novia

¡Hola a tod@s! Esta semana vamos a hablar sobre los ramos de novias. Normalmente, nos fijamos en otros muchos detalles cuando hablamos del look de novia, pero el ramo de flores suele ser el toque final a un estilismo en el que se ha cuidado hasta el último detalle.

Es normal que sea una de las últimas cosas a elegir cuando entramos en territorio bodil, ya que el ramo va a depender mucho de las flores de la temporada. Sin embargo, sí que podemos tener alguna idea previa del estilo que más nos gusta, o que más va con nosotras, con nuestro vestido o look en general.

Uno de los ramos más clásicos es el bouquet, un pequeño ramo con forma redondita que suele tener rosas o alguna flor grande y redonda, como las peonias, que dé al ramo en general ese aspecto de pulido.

Aunque estos ramos son los más clásicos, en el sentido de que suelen ser los más elegidos por las novias, algunos incorporan elementos más “modernos” (por decirlo de alguna manera) como espigas, ramas o flores más silvestres, de manera que despuntan en el ramo y le quitan esa forma tan redonda de los primeros.

Últimamente, se empiezan a ver muchos ramos de corte más “informal” o “silvestre” donde no hay cabida para las grandes flores. Son una opción ideal para novias con un estilo más sencillo, bohemio, hippie.

Por último, y en contraposición a estos ramos silvestres, se encuentran los ramos en cascada, normalmente hechos con orquídeas (y aprovechando su tallo). Suelen ir muy bien a novias que se decantan por un vestido de corte más princesa, con una falda voluminosa.

Y hasta aquí este breve repaso de los ramos de novia más usados. Espero que os haya gustado y que os haya servido para decantaros por uno o por otro si aún teníais dudas.

¿Cúal es el que más os gusta?

¿Qué estilo de ramo crees que te irá mejor?

 

Muchas gracias como siempre, nos leemos en el siguiente post

0 Comment

Write a Comment